Un mobiliario ergonómico, como las sillas interlocutoras, ofrece al usuario diversos beneficios para la corrección de la postura y altos niveles de confort, ideales para el desarrollo de las labores diarias en la oficina.

El apoyo que le brindan al cuerpo, conservando la espalda recta, las piernas en un ángulo de 90° y el soporte a brazos y pies, se destacan entre las características indispensables en este tipo de mobiliario.

Además, está.

Read more